beautiful-young-woman-with-perfect-clean-skin-touching-her-nose-and-smiling-isolated-on-wh

RINOPLASTIA

La rinoseptoplastia es una operación para producir cambios en el aspecto, estructura y función de la nariz. Puede ayudar a corregir defectos de nacimiento, lesiones nasales y algunos problemas respiratorios. En otros casos se realiza para aumentar o reducir su tamaño, cambiar la forma de la punta, estrechar las alas nasales o cambiar el ángulo entre la nariz y el labio superior (rinoplastia estética). No existe un tipo universal de rinoplastia que cubra las necesidades de cada paciente. Como norma general, casi siempre se actúa sobre la punta, dorso y tabique nasales. Las incisiones de entrada pueden hacerse por dentro de la nariz o en sitios poco visibles cuando se hacen por fuera.

En algunos casos es necesario utilizar injertos de cartílago, que se pueden extraer de la oreja o de las costillas, generando cicatrices en las zonas donantes. En casos complejos puede necesitarse extraer injertos óseos de las costillas o el cráneo. Al finalizar la cirugía, se suele colocar un taponamiento en los agujeros nasales y una férula rígida sobre el dorso nasal para mantener la forma conseguida.

Se realiza casi siempre bajo anestesia general. Son inevitables cicatrices si la intervención ha sido abierta o se han utilizado zonas donantes. También ocasiona edema facial y dificultad respiratoria iniciales que desaparecen al cabo de unos días o unas semanas.