TOXINA BOTULÍNICA

Mujer sonriendo
Mujer sonriendo

TERCIO SUPERIOR 

La toxina botulínica es de los tratamientos que ofrece mejores resultados para eliminar las arrugas, tras su infiltración con una aguja extrafina en el músculo debajo de la piel de la zona que queramos tratar, la toxina actúa inhibiendo por relajación el movimiento muscular, con este efecto se consigue hacer desaparecer las arrugas y por tanto proporcionar un aspecto más rejuvenecedor en la piel.

Resultados: Tras 7 días
Procedimiento: Ambulatorio
Duración: de 4 a 6 meses
Anestesia: No requiere
Aplicación: Frente, entrecejo y patas de gallo

tomados de la mano

BRUXISMO

Una solución eficaz es inyectar bótox (toxina botulínica) directamente en el músculo con el fin de aliviar la presión. No duele, casi no se siente el pinchazo y en quince días el músculo ya pierde fuerza y tamaño. Incluso en el momento se siente un alivio que se extiende por cara y cuello. Lo que hace el bótox es paralizar el músculo masetero y disminuir así su actividad.

Resultados: Tras 7 días

Procedimiento: Ambulatorio

Duración: de 4 a 6 meses

Anestesia: No requiere

Aplicación: Mandibula

tomados de la mano

HIPERHIDROSIS

El botox actúa como un inhibidor, bloqueando las señales químicas que transmiten los nervios que controlan la sudoración. La sudoración se interrumpe porque las glándulas sudoríparas no pueden recibir las señales enviadas por los nervios. Gracias a su efectividad para inhibir las señales neurales, se ha comprobado que es un medio eficaz para eliminar los problemas de sudoración excesiva.

Resultados: Tras 7 días

Procedimiento: Ambulatorio

Duración: de 4 a 6 meses

Anestesia: No requiere

Aplicación: Axilas, manos y demás zonas del cuerpo